Sé una Afrodita En La Cama en cinco pasos

Afrodita En La CamaCada mujer tiene en sí misma el máximo poder de seducción: el del placer y de la satisfacción masculina. Ese poder reside en ti: el de hacer tuyo a cada hombre que desees y el de hacerlo sentir que ha compartido la cama… con una diosa. Sí: aprende cómo ser Afrodita en la cama.

¡Puedes conseguirlo en cinco etapas!

1. Eres una diosa, siempre: Afrodita es la diosa griega de la belleza, del amor y del placer. Y es también un ideal de belleza femenino, que conjuga la fuerza, la sabiduría y la belleza. La fórmula del éxito como mujer es esa. Y debes aplicarla en todos los aspectos de tu vida… Incluyendo la cama. Así que cuando tengas sexo con tu hombre se bella como una diosa, tan sabia como una diosa, tan poderosa como una diosa. ¡Se Afrodita en la cama!

2. Sé tú misma, siempre: Para ser una gran amante, debes disfrutar del sexo que prodigas. Y eso sólo se consigue con un profundo conocimiento de ti misma, que sólo se logra si te atreves a ser la persona que eres: nada de fingir o pretender. ¡Sé quién eres! Goza haciendo gozar.

3. El sexo te hace hermosa, siempre: ¿Sabes cuándo es más hermosa una mujer? Cuando es Afrodita en la cama. Hay un dicho que los hombres tienen siempre en la punta de la lengua: “El sexo hace a todas las mujeres hermosas”. Y es verdad. No importa si tienes kilos de más, si tu lencería está gastada o si padeces de una gran falta de autoestima: cuando estás en la cama con un hombre, él sabe que no hay nadie más hermosa que tú en ese momento.

afrodita en la cama4. El sexo es una ecuación, siempre: La diferencia entre una mujer cualquiera y Afrodita en la camaes que la diosa entrega lo que toma y se hace desear amando. Nada de pasividad ni de dejar en las manos del hombre tu placer: construye el placer de ambos pidiendo lo que deseas y devolviendo lo que te han dado. ¿Quieres sexo oral? Pues concede una sesión. ¿Quieres nuevas posturas? Deja que él goce con su preferida antes.

5. No te calles nada, nunca: Una diosa en la cama no conoce las inhibiciones ni los cortes. No se calla lo que quiere ni anda con remilgos. Es una diosa y sabe conceder así como exigir. De manera que es hora de que la cama se llene de diálogos, de demandas, de promesas… Di lo que te gusta y lo que quieres, y deja que tu hombre te pida y te demande.

Siempre que hagas el amor, deja las inseguridades de la mujer con tu ropa, y que una diosa desnuda haga suya tu cama… Y a tu hombre.

 

Libro Afrodita en la cama

Afrodita En La Cama

Speak Your Mind

*