El Punto G Del Hombre: Seduce A Los Más Atrevidos

Una oportunidad extra para el placer

el punto g del hombreEs habitual escuchar en los comentarios de café entre los hombres de mayor edad sentencias como: “los hombres ya no existen” o “varones eran de los antes”.

En realidad esto tiene que ver muchas veces con fuertes prejuicios, debido a que el hombre se anima en la actualidad a desarrollar nuevos modelos en torno a su carácter masculino.

Entre esos nuevos terrenos que los hombres están empezando a recorrer se encuentra el punto g del hombre, que hoy muchos se animan a explotar en beneficio de su propio placer.

Como mujer dispuesta a hacer gozar a tu pareja en la cama no puedes mantenerte indiferente frente a este tema, por el contrario tendrás que descubrir el punto g del hombre y estimularlo para que pueda alcanzar su punto máximo de placer.

Se trata de un área erótica de extrema sensibilidad, que solamente ante una leve fricción puede llevar al hombre a una situación de total placer.

el punto g del hombreComo el punto g del hombre se ubica en las cercanías de la zona anal, muchos hombres lo desestiman porque sienten que se estarían acercando a prácticas homosexuales.

Para nada es así, la realidad es que ese sector del cuerpo es altamente estimulante desde el punto de vista sexual tanto para hombres como para mujeres, sin que sea necesaria la penetración para lograr ese placer.

Deja de lado los miedos

Quizás el primer punto que deben sortear las mujeres que buscan aprovechar el punto g del hombre es atreverse a superar sus miedos.

Es que muchas sienten que serán rechazadas por su pareja, o que podrán crear una situación tensa ante el acercamiento a la zona anal.

Si tu hombre es demasiado conservador ni lo intentes hasta tanto hayas hablado mucho del tema, pero si tu pareja es abierta no deberías tener problemas para avanzar.

Puedes estar segura que luego te lo agradecerá con mucho ímpetu.

Lo básico para lograr la estimulación buscada en el punto g del hombre es una buena lubricación.

el punto g del hombrePuedes desarrollarla acompañada de un masaje: rodea la zona cercana a la entrada del ano, allí descubrirás ese pequeño carozo, que no es otra cosa que el punto g del hombre.

Si lo lubricas bien, lo estarás preparando en forma excelente para que tu pareja logre un orgasmo como nunca antes vivió.

Las caricias y el placer

Una vez hayas lubricado la zona y aplicado masajes, los especialistas siempre aconsejan que pases a unas leves caricias.

No debes buscar profundidad, eso podría espantar a tu pareja.

Solamente con sutiles caricias podrás llevar a tu compañero al éxtasis total. Recuerda que una mínima fricción con el punto g del hombre puede disparar una catarata de sensaciones en tu pareja.

¿Sientes que te falta algo de creatividad o que se te han acabado los recursos a la hora del sexo? La guía Afrodita en la cama es tu solución, puedo asegurarte que con este material lograrás volver loco de placer a cualquier hombre que termine entre tus sábanas.

 

Speak Your Mind

*