Como seducir a mi marido para enloquecerlo

Hay veces que la rutina hace que la vida juntos se torne monótona, por ello he aprendido como seducir a mi marido para devolverle la chispa a nuestra vida sexual y generar excitación en los momentos menos pensados.

como seducir a mi marido

Voy a enseñarte unos tips que no fallan y que luego me agradecerás.

Secretos para Aprender Como Seducir a mi Marido

Prepara un ambiente propicio para el encuentro: una hora antes de que él llegue a casa, comienzo a acondicionar el lugar.

Lo primero es el orden del lugar, luego perfumes esenciales que floten en el ambiente, unas velas que brinden luz desde varios sitios del dormitocomo seducir a mi marido rio, unos pétalos de rosa sobre la cama.

Por supuesto que todo esto debe estar acompañado de los mismos detalles y cuidados hacia mí: me suelto el cabello, me pongo un camisón corto y sexy y, finalmente, unas gotas de perfume. Al abrir la puerta, él entenderá.

Dale un masaje: el stress hace estragos en la vida sexual. Por ello, cuando llegue del trabajo, siéntate en el respaldo del sillón sobre el cuál él se encuentra mirando TV.

Sin pedirle permiso, comienza a masajear sus hombros, su espalda, su cabeza, frotando suavemente su cuero cabelludo y sienes, baja por su espalda nuevamente. Si a este despliegue de sensualidad, le agregas hacerlo con aceite esencial en las mano, ganarás puntos extra. Créeme, tendrás una noche inolvidable.

Como seducir a mi marido con imaginación

Usa ropa provocativa: no te pasees delante de tu marido con jeans gastados, tennis y una remera holgada. Usa ropa que realce tus atributos, que acentúe tus curvas.Como seducir a mi marido

Mi marido no conoce mi ropa de entre casa, siempre me pongo escotes acentuados, calzas que realcen mis muslos y tacones que estilicen mi figura. ¿Sabes el resultado? Jamás voltea para ver a otra en la calle… tiene todo lo que busca en casa.

Lleva comida a la alcoba: es muy sexy desplegar comida en la cama y comerla mientras lo miras con esa mirada lasciva y jugueteas con él.

Ahora ¡cuidado! No se trata de llevar cualquier comida. Yo siempre opto por frutas, chocolate y algunos dulces fáciles de comer de uno o dos bocados. ¿Sabes qué enloquece a mi marido? Que deje caer una uva en mi escote y le diga: “Ven a por ella.”

Juega a las escondidas: algo que me resulta de maravillas es ponerme ropa interior bien sexy y esconderme en algún lugar de la casa llevando mi celular conmigo.

Comienzo a mandarle mensajes calientes al estilo. “Estoy que ardo.” o “Quiero lamerte entero.” Cuando me pregunta dónde estoy, no corto la diversión tan pronto, sino que le voy dando pistas para que me encuentre. Cuando lo hace, el resto es historia.

Aplicando estas osadas técnicas que me enseñaron cómo seducir a mi marido, el sexo rutinario se ha vuelto un volcán explosivo, gracias al cual nuestra libido ha ido ganando terreno y nuestra vida sexual está mejor que cuando éramos novios.

Para ser buena en la cama solo necesitas aprender a conocer tu cuerpo para saber qué te gusta y cómo te gusta recibirlo. Yo lo aprendí en Afrodita en la cama, por eso lo recomiendo. Haz CLIC AQUÍ y descarga esta maravillosa guía y haz que tu hombre te ame y te necesite. Para que no quiera acostarse con nadie más que contigo.

 

 

Speak Your Mind

*