Como hacerle el amor a mi novio y mejorar la relación

Teníamos una relación muy buena hasta que aprendí unos trucos para saber mejor como hacerle el amor a mi novio, y nuestra relación se transformó en algo… explosivo.

Mi novio está muchcomo hacerle el amor a mi novioo más ardiente, ya que logré excitar su morbo y libido con sencillas técnicas y muchas ganas.

Es así que aprendí como hacerle el amor a mi novio

Cuando las posiciones de arriba, abajo y el perrito agotaron todos sus recursos, sentí que nuestra relación necesitaba algo más.

Notaba que mi novio necesitaba una excitación que fuera más allá de lo que siempre hacíamos, así que un día vino…

La Mucama: esta atrevida y desinhibida mucamita, un día se puso un atuendo muy cortito que permitía que sus negros y rojos porta-ligas estuvieran a la vista de quien deseara ver.

No faltó un labial rojo brillante, ni mucho menos unos ojos maquillados bien negros. El perfume exótico también estuvo muy presente, pero faltó algo, una gran ausencia… su ropa interior. Era muy desenfadada esa mucama desvergonzada.

Lo peor es que no era mucho lo que le gustaba limpiar, así que se puso a hacer la cama, para lo cual tuvo que inclinarse… justo cuando el patrón llegaba.

Ante su falta de cumplimiento con sus obligaciones, se acercó a su patrón, poniendo cara de inocente y le dijo: “No hice todo mi trabajo hoy, patrón. ¿Cómo puedo compensarlo por eso?” Te aseguro que fue muy bien compensado, tomó lo que quiso por la falta de responsabilidad de una empleada tan perezosa… para la limpieza.

Me porté muy mal, maestro: fue tanto lo que le gustó que apareciera esa mucama tan complaciente, que dos semanas después decidí que era hora de que la colegiala confesara sus travesuras.

Conseguí una micromini escocesa, que apenas cubría la parte superior de un porta-ligas muy blanco. Mis pechos estaban cubiertos por una camisa blanca a medio abotonar, pero me había peleado con una compañerita que me tiró un vaso de agua… justo en mis pechos que no llevaban sostén. El pelo estaba algo desaliñado por la pelea.

Entonces me enfrenté con el profesor, que estaba leyendo la columna de deportes en el periódico: “Maestro, me porté muy mal.” Le dije mirándolo a los ojos y mordiéndome el labio inferior perturbada por mi mal comportamiento. Su boca se abrió, pero no esperé a que me contestara. Sabía que merecía una reprimenda muy grande por locomo hacerle el amor a mi novio que había hecho.

“Copié en la prueba de ayer.” “Es que no estudié… porque me pasé la tarde explorando mi cuerpo.” “No imaginaba, maestro, las cosas que se podían sentir en ciertas… zonas.”

“Y hoy me escapé de casa antes de que mi madre se diera cuenta que no llevaba ropa interior.” Recibí mi merecido ese día, créeme que estoy pensando nuevas travesuras para confesarle.

Los disfraces junto con los juegos de roles hacen volar a la cabeza de los hombres. Puedes levantar su ánimo… y algo más, después de un aburrido día de trabajo.

Desde que aprendí como hacerle el amor a mi novio, nuestra vida sexual se convirtió en algo realmente salvaje

Estos juegos marcaron un antes y un después en nuestra vida sexual. Estas cosas que aprendí de como hacerle el amor a mi novio, a las cuales les agregué mi loca e insaciable imaginación, despertaron en él una pasión arrasadora que jamás me imaginé que tendría.

Ahora yo pregunto… ¿quién va a ir a visitar a su novio esta noche?

 

 

 

Speak Your Mind

*