Afrodita en la cama: incrementa tu confianza a la hora del sexo

Para ser una verdadera afrodita en la cama debes aumentar tu autoestima. Si buscas convertirte en una afrodita en la cama, con todas las características mencionadas en el libro de Aldo Rosell, uno de los primeros aspectos que debes mejorar es tu mentalidad.

afrodita en la cama¿A qué me refiero con esto? Concretamente a que tu autoestima y la confianza que tengas en ti misma, repercutirán en forma directa en tu desempeño en la cama.

Es habitual que las mujeres seamos muy críticas con nuestro cuerpo. Pensamos que el hombre que nos acompaña se dará cuenta de algunos kilos de más que podamos tener, de esas pecas que nos dan vergüenza o de las estrías que no hemos podido eliminar.

En realidad no es así. Una afrodita en la cama con todas las letras sentirá confianza de su cuerpo y de sus artes amatorias más allá de sus defectos, y lo demostrará en la intimidad con su hombre.

Se una afrodita en la cama: confía en tu encanto

Si tu pareja o ese chico que finalmente conquistaste está compartiendo la cama contigo es porque lo has seducido, de alguna u otra forma. Lo que más quiere él en ese momento es que te liberes y le demuestres la guerrera encendida que hay en tí.

No le interesa conocer tus complejos y no le ha prestado atención a tus defectos. Si no sabes manejar tu autoestima, la llama podrá apagarse rápidamente…

¿Qué puedes hacer? Esto es lo mejor para una afrodita en la cama:

  • Que las fantasías sean realidad: ¿tienes sueños eróticos de alto voltaje? ¡Pues llévalos a la realidad con tu pareja! No solo lo sorprenderás, sino que además querrá repetirlos en el próximo encuentro.
  • Los disfraces te aportan más decisión: una afrodita en la cama debe tener la suficiente ductilidad como para ser una colegiala, una afrodita en la camadominadora sadomasoquista o una mujer policía por algunas noches. La caracterización y el teatro estimularán tu libertad en el sexo y te harán volar junto a tu hombre.
  • Lubricación y desenfreno: No olvides hidratarte al máximo. Una buena dosis de lubricante en tus partes íntimas te aportará un extra de lujuria y hasta quizás te pongas a tono solamente al colocártelo. Una excelente opción es jugar junto a tu pareja, pidiéndole que te lubrique y te excite al mismo tiempo. ¡A muchos hombres les fascina!

Afrodita en la cama: los límites están en tu cabeza

Como puedes ver, esos límites que te autoimpones y que traban tu creatividad no se corresponden con la actitud que debe tener una verdadera afrodita en la cama. Tu amante te necesita segura, confiada y dispuesta a todo. Es el mejor remedio contra el aburrimiento y la monotonía en las relaciones sexuales.

¿Tienes más dudas? No olvides que Afrodita en la cama de Aldo Rosell te puede aportar todo aquello que necesitas para ser una diosa total entre las sábanas. Descarga

Puedes convertirte ahora mismo en una irresistible Afrodita en la cama. Solicita ya tu ejemplar de la guía que hará de tu vida sexual una verdadera panacea de placer. Haz CLIC AQUÍ léela y empieza a gozar como nunca antes imaginaste.

 

 

Speak Your Mind

*